Dientes agrietados

Dientes agrietados

¿Qué son los dientes agrietados?

Un diente agrietado, a menudo llamado diente fisurado o síndrome del diente fisurado (STC), es cuando aparece una fisura en el diente. La grieta a veces puede ser pequeña e inofensiva. Otras veces, puede hacer que su diente se rompa o parta.
Las fracturas dentales son más comunes en niños y personas mayores, aunque cualquiera puede romperse un diente. Si sospecha que tiene un diente roto, consulte a un dentista de inmediato.

Prevención

Aunque los dientes agrietados no se pueden prevenir por completo, es posible tomar medidas para que los dientes sean menos susceptibles a las grietas.
Para minimizar el riesgo de dientes agrietados, los dentistas recomiendan:

  • Tener cuidado al comer alimentos duros o hielo.
  • Evitar masticar objetos duros como uñas, tapas de bolígrafos u otros objetos.
  • Evitar apretar o rechinar los dientes.
  • Usar retenedores o protectores bucales para proteger sus dientes durante el sueño.
  • Usar un protector bucal o protector facial durante los deportes.
  • Reducir o evitar en lo posible el estrés psicológico que aumenta el apretar o rechinar los dientes. Solicitar apoyo psicológico profesional en caso de ser necesario.
  • Someterse a una evaluación y corrección de la interferencia oclusal.
  • Asistir a citas regulares con el dentista para examinar los puntos oclusales y de contacto con regularidad.

 

dientes rotos o agrietados

Diagnóstico

Para una evaluación completa de sus dientes, necesitará ver a un dentista. Le preguntarán sobre su historial dental y si rechina los dientes o mastica hielo o alimentos duros.

Después de eso, su dentista:

·         Revisará para ver si su diente está roto o noqueado (diente avulsionado).
·         Le pedirá que muerda un palo para ver si siente dolor.
·         Inspeccionará sus dientes en busca de líneas de grietas.
·         Examinará sus encías en busca de inflamación, ya que las fracturas verticales pueden irritar sus encías.
·         Pasará una luz a través de su diente para iluminar la fractura (transiluminación).
·         Pondrá un tinte en su diente para ver mejor la grieta del diente.
·         Realizará una radiografía de sus dientes para ver fracturas y problemas relacionados, como la pérdida ósea. Las imágenes pueden incluir una exploración 3D llamada tomografía computarizada de haz cónico que puede mostrar pérdida ósea que sugiere una fractura.
·         Utilizará herramientas especiales para localizar la fisura (sondeo periodontal) comprobando si las herramientas quedan atrapadas en la fisura.

Tratamiento

Si la fisura se ha propagado a la pulpa, el diente puede tratarse con un procedimiento de endodoncia y una corona para evitar que la fisura se propague.

Sin embargo, si la grieta se extiende por debajo de la línea de las encías, puede ser más difícil restaurarla. Por lo tanto, el tratamiento temprano es importante. Un diente fisurado que no se trata empeorará gradualmente y eventualmente conducirá a la pérdida del diente.
Un diente partido es a menudo el resultado de la progresión a largo plazo de un diente fisurado. Sin embargo, la posición y la extensión de la fisura determinarán si se puede salvar alguna parte del diente. En algunos casos, se puede realizar un tratamiento de endodoncia para salvar una parte del diente.
Las fracturas radiculares verticales son grietas que comienzan en la raíz del diente y se extienden hacia la superficie oclusal. A menudo muestran signos y síntomas mínimos y, por lo tanto, pueden pasar desapercibidos por un tiempo.
La encía localizada, inflamada o infectada en un solo diente puede ser un signo de una fractura radicular vertical y/o bolsas periodontales o pérdida ósea asociada.
A pesar del tratamiento, algunas grietas pueden continuar progresando y separándose, lo que resulta en la pérdida de dientes. Colocar una corona en el diente fisurado proporciona la máxima protección, pero no garantiza el éxito en todos los casos.
El tratamiento de un diente fisurado es importante porque aliviará el dolor y reducirá la probabilidad de que la fisura empeore.
Después del tratamiento, la mayoría de los dientes agrietados continúan funcionando y brindan años de masticación cómoda.

Te puede interesar también saber sobre alineadores Spark.

 

La importancia de la salud bucodental y los empleados

La importancia de la salud bucodental y los empleados

El valor de la protección dental para los empleados de hoy

Si la forma de vestir es muy importante, la sonrisa puede ser más.

En los últimos años, ha habido un interés creciente, especialmente entre las generaciones más jóvenes, en los tratamientos dentales para mejorar la apariencia de su sonrisa. Los expertos han citado a los medios de comunicación, tanto sociales como convencionales, como un factor que influye en esta tendencia dada la proliferación de sonrisas perfectas y dientes blancos en plataformas como Instagram y programas de televisión populares.

En este contexto, es donde la odontología estética, la salud bucodental y la higiene dental tienen cada vez más prioridad, la cobertura dental se está convirtiendo en un beneficio para los empleados cada vez más atractivo. Aquí, analizamos algunos de los datos y cifras clave que sustentan esta tendencia y describimos cómo las empresas pueden integrar ofertas que mantengan satisfechos a sus plantillas y empleados.

Salud dental y bienestar de los trabajadores

La salud bucal puede correlacionarse directamente con el estado físico o mental de un empleado, lo que a su vez puede afectar el desempeño en el trabajo. Múltiples estudios han demostrado cómo los empleados más felices y saludables son más efectivos y tienen una mayor satisfacción laboral. Del mismo modo, los problemas de salud, incluidos los problemas dentales, pueden conducir a la pérdida de productividad y al ausentismo.

Cuando se trata de problemas dentales, los trabajadores pueden experimentar un dolor agudo o enfrentar problemas a más largo plazo que requieren un tratamiento extenso. Asistir a revisiones periódicas con el dentista es una de las medidas preventivas cruciales diseñadas para evitar este tipo de problemas.

El vínculo entre la salud bucodental y la confianza

El Covid-19 ha sido un detonante de cambios de actitudes y hábitos en lo que respecta a nuestros dientes. Por ejemplo, el gran aumento en el uso de herramientas de videoconferencia como Zoom y Meet. Según una investigación, ha resultado en que más de la mitad (58%) de los adultos cambien la forma en que ven su propia sonrisa. Con un tercio (El 33 %) informó ser más consciente del color de sus dientes y casi una cuarta parte (25 %) consciente de la alineación de sus dientes.

Para aquellos que tienen sensaciones negativas sobre su propia sonrisa, puede haber un efecto dominó en términos de daño a la confianza en sí mismos. De hecho, la mayoría de los trabajadores (58 %) piensa que tener mala dentadura afecta su confianza tanto en el lugar de trabajo como socialmente. Esto puede manifestarse en sentimientos de incomodidad o ansiedad en ciertas situaciones de trabajo, particularmente cuando se trata de conversaciones cara a cara con clientes o colegas.

Diferencias demográficas

Más de dos tercios (69 %) de los jóvenes de 16 a 24 años identificaron el vínculo entre la mala dentadura y la falta de confianza, lo que destaca que los trabajadores más jóvenes son más sensibles a la importancia de una buena sonrisa. Los profesionales de la odontología han expresado su preocupación de que esta situación está contribuyendo a que un número creciente de jóvenes pongan en riesgo su salud al intentar uno de los muchos «trucos» dentales caseros peligrosos publicados en plataformas de redes sociales como TikTok que afirman tener dientes más blancos.

El problema es más grave para las mujeres, con alrededor de dos tercios diciendo que una mala salud bucal afectaría su confianza en comparación con menos de la mitad (49%) de los hombres.

Superando la barrera del costo

Una de las principales razones por las que las personas de todas las edades no cumplen con un programa regular de controles dentales es el temor a los costos resultantes. Sin embargo, el apoyo de las empresas puede marcar una diferencia significativa en esta área, ya que el 38% de los adultos dicen que es más probable que se hagan un chequeo si tienen cobertura dental.

Esto subraya la probabilidad de que los empleados aprecien y se comprometan con el beneficio de la cobertura dental. De hecho, una investigación encontró que es probable que más de dos tercios de los empleados (68%) participen en un plan ofrecido por su empresa.

En un mercado competitivo, los planes dentales pueden, por lo tanto, proporcionar una ruta rentable para que las empresas no solo brinden un beneficio a los empleados que genere una sonrisa, sino que también ayuden a contribuir a la salud general de sus trabajadores.

Te puede interesar también saber sobre ortodoncia invisible o alineadores o conocer la diferencia entre Alineadores Spark o Invisalig

 

 

Consideraciones para la extracción de las muelas del juicio

Consideraciones para la extracción de las muelas del juicio

La mayoría de las personas tienen muelas del juicio, que se encuentran en la parte posterior de cada cuadrante de la boca.  Suelen empezar a salir entre los 17 y los 21 años.  

A muchos adultos se les extraen las muelas del juicio porque están impactadas y no llegan a atravesar el tejido gingival. Es importante que acuda a revisiones periódicas con su dentista para que le examine las muelas del juicio y determine si deben ser extraídas.

¿Cómo puedo saber si necesito que me extraigan las muelas del juicio?

La posición del diente, la angulación y la salud del tejido gingival circundante son algunos de los factores que hay que tener en cuenta a la hora de extraer estas muelas

La salud del paciente también juega un papel valioso a la hora de determinar si se deben extraer. Un adolescente con encías inflamadas y dolorosas puede beneficiarse de la extracción de las muelas del juicio (terceros molares). Un paciente de edad avanzada puede necesitar sus terceros molares para masticar la comida de forma eficaz.

El dentista puede recomendar la extracción de las muelas si estas causan dolor o tienen una infección, se amontonan en otros dientes o están impactadas y no pueden atravesar el tejido de la encía.

Las ventajas de la extracción temprana de las muelas del juicio

Algunos dentistas y cirujanos orales recomiendan extraer las muelas del juicio impactadas antes de los 20 años. Lo más probable es que sea más fácil extraerlas cuando las raíces y los huesos de los dientes son más blandos y no están completamente formados. Las personas más jóvenes también pueden curarse más rápidamente.

La extracción temprana de la corona del diente antes del desarrollo de la raíz puede estar relacionada con menos problemas después de la cirugía. En otras palabras, al predecir la impactación y, por tanto, extraer las muelas mientras se están formando, puede facilitar la extracción y la curación con menos complicaciones.

Es posible que nunca tengas problemas con tus muelas, especialmente si tienes más de 30 años. Las muelas del juicio que están sanas y emergen correctamente a través del tejido gingival pueden no dar lugar a problemas.

¿Cómo detecta un dentista si una muela necesita ser extraída?

El dentista realizará una radiografía dental panorámica para examinar la posición de las muelas del juicio y la salud del tejido gingival circundante. Las imágenes panorámicas ayudarán a detectar cualquier problema, como quistes o la presencia de una infección. 

El dentista puede entonces proporcionar una vista en profundidad de las encías y los dientes adyacentes para ayudar a determinar si las muelas del juicio deben mantenerse o extraerse.

Conclusiones

Sus problemas asociados son habituales en la práctica de la odontología. Sin embargo, antes de cualquier procedimiento es fundamental que su profesional dental lleve a cabo una evaluación adecuada. No solamente para evaluar la salud clínica de las muelas del juicio, sino también la salud de los dientes vecinos y otras estructuras vitales. 

Las técnicas de rayos X e imágenes digitales desempeñan un papel importante a la hora de determinar la posición exacta de los terceros molares en los maxilares, lo que a su vez repercute directamente en la facilidad o dificultad de su extracción y en la prevención de complicaciones.

Puedes seguir leyendo más sobre la extracción de la muela del juicio.

 

Envejecimiento de los dientes ¿Cómo evitarlo?

Envejecimiento de los dientes ¿Cómo evitarlo?

Envejecimiento de los dientes

A medida que envejece, el desgaste diario afecta a sus dientes. Pero hay muchas cosas que puede hacer para evitar el envejecimiento de los dientes. Sigue estas reglas y tendrás muchos motivos para sonreír mientras las velas de cumpleaños se acumulan en tu pastel.

Reduzca el desgaste

Tus dientes son increíblemente fuertes, aun así, se pueden desgastar. Todo ese masticar, rechinar y morder desgasta el esmalte, esa capa exterior dura de los dientes. También aplana las partes que usas cuando muerdes y masticas.

No puede borrar toda una vida de uso y desgaste sin que un dentista la restaure, pero puede evitar que empeore. No mastique hielo u otros alimentos duros. Eso puede causar astillas en el esmalte e incluso dientes rotos.

Los dientes también pueden desgastarse por una mala mordida, lo que puede requerir un trabajo de ortodoncia, y el rechinamiento nocturno (bruxismo), que puede requerir el uso de un protector nocturno. Hable con su dentista.

Mantenga sus encías saludables

Las bacterias, llamadas placa, siempre se forman en los dientes. Si no lo quita, puede causar dolor, hinchazón y sangrado en las encías. Incluso puede causar infecciones que dañan el hueso que se encuentra debajo.

Su dentista tratará la enfermedad de las encías, llamada periodontitis. Si lo deja pasar sin control, podría dañar sus encías y huesos. Una vez que eso suceda, es posible que necesite que le quiten los dientes.

Los signos de la enfermedad de las encías incluyen:

  • Sangrado cuando te cepillas los dientes
  • Encías que se retraen o se retraen de los dientes
  • Diente flojo
  • Mal aliento

La mejor manera de mantener sus encías en buen estado es cuidar bien sus dientes. Cepíllese dos veces al día y use hilo dental todos los días. Visite a su dentista regularmente para chequeos y limpiezas. Si fuma, déjelo.

No dejes que tu boca se seque

La saliva ayuda a limpiar los dientes y protege la boca de las caries. Pero a medida que envejeces, tu boca se vuelve más seca y tus probabilidades de caries aumentan. Su medicación podría ser la culpable. Muchas drogas te secan. Para defenderse, beba más agua. Manténgalo en la boca durante unos segundos antes de tragar. También puede chupar caramelos sin azúcar o masticar chicle sin azúcar. Si cree que los medicamentos son la causa, hable con su médico acerca de cambiarlos.

Sea amable con los dientes sensibles

El esmalte desgastado, los problemas de las encías y las caries dentales pueden hacer que sus dientes sean más sensibles. Puede doler cuando bebe algo frío o caliente o incluso cuando se cepilla los dientes con demasiada fuerza.

Un buen cuidado dental es la mejor prevención. Cepíllese, use hilo dental y visite a su dentista con regularidad. Si tiene dientes sensibles, su dentista puede recomendarle una pasta de dientes o un tratamiento en el consultorio que lo hará sentir más cómodo.

Cuidado con el ácido

Las bebidas gaseosas y las frutas y jugos cítricos contienen ácido. Los alimentos azucarados y con almidón hacen que la boca produzca ácido. Cada uno desgasta el esmalte de los dientes.

No agites estas bebidas en tu boca. Síguelo con leche o queso para «cancelar» el ácido. Coma alimentos azucarados y ricos en almidón con sus comidas principales, no como refrigerios. Ahí es cuando su boca produce la mayor cantidad de saliva para ayudar a eliminar el ácido.

Envejecimiento de los dientes, atento al cáncer

A medida que envejece, existe una pequeña probabilidad de que desarrolle cáncer de boca, garganta, lengua o labios. La mejor manera de prevenir esto es dejar de fumar y beber alcohol con moderación. Use bálsamo labial con protector solar cada vez que salga.

El dolor no es un síntoma al principio, por lo que debe visitar a su dentista regularmente para chequeos. Pueden buscar cualquier problema y tratarlo a tiempo. Los signos de advertencia pueden incluir llagas, manchas rojas o blancas y cualquier cambio duradero en la boca.

Puedes leer más referido a trastornos y tratamiento de ATM.

También te puede interesar saber sobre la ortodoncia invisible y sus tipos.

O en este enlace sobre los alineadores spark.

 

 

 

4 causas de los puntos negros en encías

4 causas de los puntos negros en encías

Las encías suelen ser rosadas, pero a veces desarrollan manchas negras o de color marrón oscuro. Varias cosas pueden causar esto, y la mayoría de ellas no son dañinas. A veces, sin embargo, los puntos negros pueden indicar una condición más grave. Para estar seguro, hable con su médico si nota manchas oscuras en las encías, especialmente si también duelen o cambian de tamaño, forma o color.

Puntos negros en encías:

Comprender las causas más comunes de los puntos negros en las encías puede ayudarlo a decidir si necesita buscar un tratamiento inmediato o esperar para mencionarlo en su próxima cita con el dentista.

Los moratones en las encías suelen ser de color rojo oscuro o morado, pero también pueden ser de color marrón oscuro o negro. Además del hematoma, es posible que también presente un poco de sangrado y dolor leves.

Los moratones generalmente se curan solos sin tratamiento médico. Si comienza a desarrollar más moratones y no puede pensar en nada que pueda haberlos causado, es posible que tenga trombocitopenia, una afección que dificulta la coagulación de la sangre. Otros síntomas incluyen hemorragias nasales y encías sangrantes. Varias cosas pueden causar trombocitopenia, por lo que es importante trabajar con su médico para encontrar el tratamiento adecuado.

2.- Hematoma de erupción

Cuando un diente está a punto de salir, puede crear un quiste lleno de líquido. A veces hay sangre mezclada con el líquido, lo que puede darle un aspecto morado, oscuro o negro. Cuando un quiste de erupción tiene sangre, se denomina hematoma de erupción. Esto suele ocurrir cuando el quiste eruptivo se lesiona por un golpe o una caída.

Los hematomas de erupción son muy comunes en los niños cuando les salen los dientes de leche y los permanentes. Suelen desaparecer por sí solos tras la salida del diente. Si el diente no sale por sí solo, un médico puede abrir quirúrgicamente el quiste para permitir el paso del diente.

3.- Tatuajes de amalgama en las encías

Si te han empastado una caries, puede quedar un depósito de amalgama en las encías, produciendo una mancha oscura. La amalgama es la partícula utilizada para los empastes dentales. A veces estas partículas se alojan en la zona que rodea al empaste, provocando una mancha en el tejido blando. Por lo general, su médico puede diagnosticar una mancha de amalgama con únicamente mirarla.

4.- Mácula melanótica

Las máculas melanóticas son manchas inofensivas que parecen pecas. Pueden aparecer en diferentes partes del cuerpo, incluidas las encías. Las máculas melanóticas suelen tener entre 1 y 8 milímetros de diámetro y no causan ningún otro síntoma.

Los médicos no están seguros de las causas exactas de las máculas melanóticas, pero algunas personas nacen con ellas. Otras las desarrollan más tarde en la vida. También pueden ser un síntoma de otras afecciones, como la enfermedad de Addison o el síndrome de Peutz-Jeghers.

Te puede interesar también saber sobre los motivos y soluciones de los dientes amarillos.

 

 

 

Cómo prevenir los cálculos amigdalinos

Cómo prevenir los cálculos amigdalinos

El mal aliento es una de las quejas más comunes de niños y adultos. Una estimación sugiere que hasta el 30% de los adultos se quejan de tener mal aliento. ¿Podrían los cálculos amigdalinos ser los culpables del mal aliento y otros problemas de salud bucal? Para responder correctamente a eso, primero debemos identificar qué son las piedras en las amígdalas y qué las causa.

Cuidado dental preventivo y piedras de amígdalas

El cuidado dental preventivo puede ser una parte relevante de su arsenal de remedios caseros para luchar contra la formación de cálculos amigdalinos. El cepillado y el uso de hilo dental regulares, las visitas regulares al dentista y los simples enjuagues con agua salada pueden ayudar a prevenir los cálculos amigdalinos y mejorar su salud bucal. Estos cálculos se componen de escombros. En consecuencia, la eliminación de la placa dental puede reducir el material disponible para alojarse en las amígdalas.

Las personas sanas pueden tener piedras en las amígdalas. Debido a que los cálculos en sí mismos no son indicadores de inflamación, la salud y el desarrollo de cálculos amigdalinos no están intrínsecamente vinculados.

La formación de cálculos amigdalinos suele ser el resultado de una higiene inadecuada más que de la salud.

Manejo de la salud bucal para la prevención cálculos amigdalinos

Muchas personas no relacionan la salud de la garganta, las fosas nasales y las amígdalas con la salud bucal, pero cada una de ellas está estrechamente relacionada. Cuando su salud oral no está en un estado óptimo, su salud general sigue su ejemplo. Su dentista puede ofrecer información adicional sobre cómo mantener su salud bucal y, posteriormente, ayudar a su salud en general.

¿Qué son los cálculos amigdalinos?

Los cálculos amigdalinos son pequeños crecimientos en las amígdalas. Estos depósitos se llaman cálculos amigdalinos porque se encuentran sobre o dentro de las amígdalas y se presentan como “rocas” duras o calcificadas. Se ven más comúnmente como manchas blancas en las amígdalas, o áreas de las amígdalas que están rojas, llenas de bultos o hinchadas.

Estos pueden equipararse con cálculos renales, pero los cálculos amigdalinos no son exactamente lo mismo. Por lo general, no están asociados con enfermedades o deterioro y, por lo general, no representan ningún daño real para su salud.

El papel que juegan sus amígdalas

Sus amígdalas juegan un papel importante en el sistema inmunológico de su cuerpo. Las amígdalas funcionan esencialmente como pequeñas redes que evitan que las bacterias, los desechos y otros materiales pasen por la garganta y las fosas nasales. Aunque muchas personas se extirpan las amígdalas sin efectos secundarios graves o adversos, la mayoría de los médicos no recomiendan automáticamente extirparlas quirúrgicamente a menos que la extracción de los cálculos se convierta en algo habitual o difícil.

Bacterias y desechos atrapados

La composición exacta de los cálculos varía. Los síntomas de los cálculos amigdalinos varían de una persona a otra e incluyen dolor de garganta, mal aliento y malestar al tragar. Algunos  también pueden ser asintomáticos.

Con el tiempo, las bacterias atrapadas y los desechos que se han acumulado pueden causar una infección de las amígdalas. Cuando esto ocurre, es fundamental deshacerse de los cálculos amigdalinos lo antes posible.

Los desechos que forman los cálculos suelen ser inocuos. Estos desechos consisten en mucosidad esperada, células de la piel y partículas de alimentos. El tamaño de las bolsas o “criptas” en las amígdalas también puede contribuir al desarrollo de cálculos. Con la higiene y el cuidado adecuados, es posible que las criptas no tengan tanto material para recolectar y endurecer.

Cálculos amigdalinos y odontología

Puede parecer que la salud de las amígdalas y la salud dental no van de la mano, pero una buena higiene bucal puede desempeñar un papel importante en la prevención de la formación de cálculos amigdalinos. Muchos se pueden eliminar con un cepillo de dientes o un hisopo de algodón. Prevenirlos por completo suele ser la mejor ruta para prevenir molestias o lesiones.

¿Las personas sanas tienen piedras en las amígdalas?

 

Te puede interesar también saber sobre:

¿Qué es la agenesia dental? Problemas en la caida de dientes