Tipos de implantes dentales

Tipos de implantes dentales

Implantes dentales ¿Puedes usarlos?

Los implantes dentales son un accesorio quirúrgico que se coloca en el hueso de la mandíbula y se deja que se fusione con el hueso a lo largo de unos meses. Los implantes dentales actúan como sustituto de la raíz de un diente perdido. A su vez, esta «raíz dental artificial» sirve para sostener un diente de sustitución o un puente.

Tener un implante dental fusionado al hueso de la mandíbula es lo más parecido a un diente natural porque se sostiene por sí mismo sin afectar a los dientes cercanos y tiene una gran estabilidad. La mayoría de los implantes dentales están hechos de titanio, lo que les permite integrarse en el hueso sin ser reconocidos como un objeto extraño en nuestro cuerpo.

Con el paso del tiempo, la tecnología y la ciencia han progresado para mejorar en gran medida los resultados de la colocación de implantes dentales. Hoy en día, la tasa de éxito de los implantes dentales se acerca al 98%.

¿Por qué se necesita un implante dental?

Los implantes dentales pueden utilizarse para sustituir un solo diente, varios dientes o todos los dientes. El objetivo de la sustitución de dientes en odontología es restaurar la función, así como la estética.

Cuando se trata de la sustitución de dientes, por lo general, hay tres opciones:

● Aparato dental extraíble (dentadura completa o parcial)
● Puente dental fijo (cementado).
● Implante dental.

Las prótesis dentales son la opción más asequible para reemplazar los dientes, pero son las menos deseables debido a la incomodidad de un aparato extraíble en la boca. Además, las prótesis dentales pueden afectar al gusto y a la experiencia sensorial con la comida.

Los implantes se apoyan únicamente en el hueso y no afectan a los dientes naturales circundantes.

Decidir qué opción elegir depende de muchos factores. En el caso concreto de los implantes dentales, estos factores son a tener en cuenta:

● La ubicación del diente o dientes que faltan.
● La cantidad y calidad del hueso de la mandíbula donde se va a colocar el implante dental.
● La salud del paciente.
● El coste.
● La preferencia del paciente.
Un cirujano dental examina la zona a considerar para el implante dental y realiza una evaluación clínica para determinar si el paciente es un buen candidato para un implante dental.

¿Cuáles son los tipos de implantes dentales? ¿Por qué se utilizan?

Históricamente, ha habido dos tipos diferentes de implantes dentales: endosteal y subperióstico.

Endosteal se refiere a un implante que está «en el hueso», y subperiosteal se refiere a un implante que se apoya en la parte superior del hueso de la mandíbula bajo el tejido de la encía. Los implantes subperiósticos ya no se utilizan hoy en día debido a sus pobres resultados a largo plazo en comparación con los implantes dentales endósteos.

Aunque la función principal de los implantes dentales es la sustitución de los dientes, hay áreas en las que los implantes pueden ayudar en otros procedimientos dentales. Debido a su estabilidad, los implantes dentales pueden utilizarse para soportar una dentadura extraíble y proporcionar un ajuste más seguro y cómodo.

Además, para los procedimientos de ortodoncia, los mini implantes dentales pueden actuar como dispositivos de anclaje temporal (TAD) para ayudar a mover los dientes a la posición deseada. Estos mini implantes son pequeños y se fijan temporalmente al hueso mientras ayudan al anclaje para el movimiento de los dientes. Posteriormente se retiran una vez cumplida su función.

Para los pacientes que han perdido todos sus dientes debido a caries o enfermedades de las encías de la arcada superior y/o inferior, existe una opción que proporciona una prótesis muy estable y cómoda utilizando un número mínimo de implantes.
¿Cuánto cuesta un implante dental?
El coste del implante dental puede variar dependiendo de la región y de quién realice el procedimiento. Una estimación conservadora del coste de un solo implante dental es de 3.000 a 4.500 euros.

Este coste incluye la cirugía para la colocación de un implante, todos los componentes y la corona del implante.

El seguro dental no suele pagar la colocación de implantes dentales. Algunos seguros dentales pueden ayudar a pagar la parte de la corona del implante. Desafortunadamente, en muchos casos, el seguro dental considera los implantes dentales como un procedimiento electivo, aunque los implantes dentales se han convertido en el estándar de atención para la sustitución de los dientes perdidos.

Conclusión:

Los beneficios de implantes dentales se han convertido en una opción favorecida para el reemplazo de dientes porque ofrecen un enfoque conservador y proporcionan resultados predecibles con tasas de éxito cercanas al 98%.

¿Qué es la cirugía guiada? Y sus ventajas

¿Qué es la cirugía guiada? Y sus ventajas


La cirugía de implantes guiada es un método moderno para instalar implantes dentales en pacientes a los que les falta un diente o se les acaba de extraer uno. Utiliza ordenadores para escanear la boca del paciente y crear un modelo en 3D, que permite al dentista planificar el procedimiento óptimo antes de llevarlo a cabo.

A la hora de planificar la instalación de implantes, existen dos formas de aplicar un plan de tratamiento: la cirugía manual que es a ojo, según el análisis de datos preliminares y la cirugía guiada, también conocida como cirugía de navegación. 

La implantación dental según el segundo método es más precisa y suave. Muchos de los principales expertos utilizan la cirugía guiada con precisión para obtener el mejor resultado con la menor pérdida de tiempo y esfuerzo. 

¿Qué es la cirugía guiada y  riesgos de la cirugía manual?

La cirugía guiada es un procedimiento de implantación dental que se lleva a cabo mediante tecnología digital. Ayuda a planificar y realizar el tratamiento con precisión, evitando errores, como puede ocurrir con la cirugía manual, en la que todo el proceso de instalación se realiza “a ojo”.

La cirugía manual tiene el riesgo de que el médico no calcule correctamente la profundidad y toque accidentalmente el nervio, que posteriormente habrá que retirar. También existe el riesgo de perder un diente o de instalar un implante de forma incorrecta, por lo que se caerá con el tiempo. 

Además, la cirugía manual casi siempre requiere hacer grandes cortes en las encías, y esto aumenta significativamente el daño y el tiempo de curación de las suturas. Por lo tanto, para evitar consecuencias indeseables y dificultades en el tratamiento, es mejor utilizar el método de la cirugía guiada.

¿Cómo se realiza la cirugía guiada?

Una tomografía computarizada de diagnóstico de los maxilares se coloca en un programa especial, con el que se puede evaluar el estado de los dientes, las encías y el tejido óseo. A partir de esos datos, se crea un modelo 3D de la mandíbula, en el que se dibuja completamente la ubicación de los implantes, se calcula el ángulo de inclinación y cómo se realizará la prótesis de los dientes sobre los implantes.

El resultado es una demostración digital completa del proyecto de colocación de implantes y prótesis, gracias a la cual se crea una plantilla quirúrgica del material correspondiente en una impresora 3D o mediante sinterización láser del metal.

Ventajas de la cirugía guiada

1.- Gran precisión

Gracias a los patrones guiados, la implantación dental tiene el máximo nivel de precisión. Por ejemplo, si hay que instalar implantes en ángulos de 17°, 32° o 45°, es bastante difícil hacerlo a ojo, y si se comete un error, será imposible instalar una prótesis. Las plantillas quirúrgicas excluyen este error y ayudan a instalar los implantes en el lugar correcto y en el ángulo que requiere el plan de tratamiento.

2.- Adecuadas para situaciones difíciles

La implantación dental con tan alta precisión hace que la cirugía guiada sea un método ideal para la planificación e implementación del tratamiento. Especialmente en situaciones complejas, cuando surgen dificultades relacionadas con el volumen del hueso y la proximidad de los componentes importantes: el nervio alveolar, el seno maxilar o los dientes adyacentes.

3.- Cicatrización más rápida y menor contracción ósea

En algunos casos, la cirugía guiada evita la invasión severa, en la que es necesario cortar la encía. Si esto es posible, se recorta una pequeña hendidura en la encía con la ayuda de una fresa, a través de la cual pasa el implante dental. De este modo, se manipula menos el hueso, lo que significa que su nutrición se conserva mejor y se cura más rápidamente.

4.- Ahorro de tiempo

Gracias a las plantillas guiadas, el tiempo de la cirugía se reduce considerablemente (la operación no durará más de 30 minutos), así como el de la cicatrización del implante. Además, con una planificación adecuada, también se reducirá el tiempo de fabricación de las prótesis, lo que reducirá el tiempo de espera mientras llevas coronas provisionales.

Puede ser de tu interés saber sobre la reparación de dientes con células madre.

Implantes dentales y sus beneficios

Implantes dentales y sus beneficios

Un implante dental es un pequeño poste, normalmente de titanio, que sirve como sustituto de la raíz del diente. En la parte superior del implante dental se coloca un conector, conocido como pilar, que lo conecta con el diente de sustitución. Por último, se fabrica una corona, un diente de sustitución, a medida para que coincida con sus dientes naturales, completando el implante dental.

Son el reemplazo de apariencia más natural para los dientes perdidos. A diferencia de otras opciones de reemplazo de dientes, los implantes dentales no se deslizan ni hacen clic cuando habla, ríe o come. Y ayudan a mantener saludable la mandíbula, de modo que la estructura facial se mantenga intacta.

Beneficios de los implantes dentales

Cuando se trata de sustituir los dientes que faltan o están dañados, tiene varias opciones. Sin embargo, una opción que destaca por encima del resto son los implantes dentales. Los implantes dentales ofrecen ventajas que otras opciones de sustitución de dientes, como las prótesis o los puentes, no pueden ofrecer. Estas son las principales ventajas de esta innovadora opción:

1.- Los implantes dentales previenen la pérdida de hueso

Cuando se pierden dientes, también se tiende a perder masa ósea en la mandíbula. El hueso de la mandíbula necesita la estimulación que recibe cuando los dientes se conectan para mantener su masa. Estos son la única opción de reemplazo de dientes que también reemplaza esa estimulación del hueso de la mandíbula, ayudando a prevenir la pérdida de hueso.

2.- Se adaptan a tus dientes naturales

Los implantes dentales están disponibles en una amplia variedad de formas y tamaños. Su dentista trabajará con usted para diseñar implantes que coincidan con el color de sus dientes circundantes y que encajen perfectamente en el hueco. Nadie más que usted y su dentista sabrá qué dientes son implantes.

3.- Restauran la fuerza de la mordida

Dado que los implantes dentales están anclados en la mandíbula con un poste de titanio que sustituye a la raíz del diente, le permiten morder con más o menos la misma fuerza que podría utilizar con sus dientes naturales. Otras opciones de reemplazo de dientes no restauran la fuerza de mordida porque se sientan en la parte superior de las encías y no están anclados en su lugar.

4.- Previenen los cambios en la forma de su cara

Sus dientes ayudan a sostener su estructura facial. Cuando pierdes los dientes, pierdes ese soporte, lo que eventualmente hace que tu cara cambie de forma, haciéndote parecer mayor. Los implantes dentales proporcionan un soporte similar al de los dientes naturales, evitando que la cara cambie de forma.

5.- Permiten hablar con naturalidad

Algunas opciones de sustitución de dientes, como las prótesis dentales, pueden afectar a su capacidad para pronunciar correctamente las palabras. La falta de dientes también puede alterar el habla. Como los implantes dentales se sienten y funcionan igual que los dientes naturales, le permiten hablar con facilidad y naturalidad.

6.- Con los implantes dentales no tendrá caries

Los dientes artificiales deben cuidarse para evitar que las bacterias se acumulen en la boca y provoquen infecciones, pero el material del que están hechos los implantes dentales no puede sufrir caries. Nunca tendrás que preocuparte por la aparición de caries en tus implantes dentales.

7.- Los implantes dentales son fáciles de cuidar

El cuidado de estos implantes es muy sencillo. Solo tienes que cepillarte y usar el hilo dental como lo harías normalmente.

Además no requieren que compres ningún producto especial para limpiarlos o cuidarlos. No hay necesidad de copas, pastillas de limpieza, adhesivos o seda dental especial. Solo tiene que cepillarse y usar el hilo dental, igual que lo haría con sus dientes naturales.

8.- No hay deslizamientos embarazosos

Los pacientes con prótesis dentales a veces se sienten cohibidos al hablar, reír o comer en público, ya que las prótesis pueden desplazarse o deslizarse visiblemente dentro de la boca. Los implantes dentales están firmemente anclados en su lugar y nunca le avergonzarán.

9.- Los implantes dentales soportan los dientes adyacentes

Un hueco en la boca causado por la falta de un diente puede hacer que los dientes a ambos lados del hueco cambien de posición, provocando una desalineación. Rellenan el hueco, permitiéndole mantener una sonrisa recta y uniforme.

10.- Son una solución permanente a la pérdida de dientes

Otras opciones de sustitución de dientes tendrán que ser reparadas o sustituidas periódicamente, pero los implantes dentales están diseñados para durar el resto de tu vida.

Si necesita una opción de reemplazo de dientes, definitivamente debería considerarlos. Para saber si es un buen candidato para los implantes dentales, programe una consulta.

 

Implantes dentales de carga inmediata

Implantes dentales de carga inmediata


Durante las últimas décadas, los implantes dentales se han convertido en el reemplazo estándar de oro de los dientes faltantes. Sin embargo, la investigación preliminar basada en el diseño de implantes antiguos lleva a la suposición de que los implantes deben dejarse adherir al hueso durante tres a seis meses antes de su carga.

Esto dio lugar a situaciones en las que los pacientes tuvieron que usar dentaduras postizas removibles o continuar con dientes perdidos durante un período de tiempo prolongado, hasta que se pudieran usar sus implantes.  

En los últimos años, un número creciente de publicaciones, junto con estudios basados ​​en la evidencia, demostraron la predictibilidad real y el éxito de un enfoque diferente. Este proceso, conocido como “carga inmediata”, permite la colocación de una corona o puente temporal el día de la colocación del implante. Al hacerlo, proporciona a los pacientes una solución estética inmediata y, en muchos casos, también funcional.

 Aunque no es apropiado en todos los casos, la experiencia clínica ha demostrado que, dadas las circunstancias adecuadas, utilizar el protocolo de carga inmediata es a menudo, con mucho, el mejor curso de acción.

Terminología para el momento de la carga de los implantes dentales

  • Carga inmediata: La colocación de implantes y la inserción de restauraciones se completan el mismo día.
  • Carga anticipada: La restauración se conecta a los implantes en un segundo procedimiento, pero antes del período de curación convencional de 3 a 6 meses; el tiempo de carga debe considerarse en días / semanas.
  • Carga retrasada: La restauración se conecta en un segundo procedimiento después de un período de curación convencional de 3 a 6 meses.

Circunstancias adecuadas para usar implantes de carga inmediata

Si bien la habilidad y la técnica quirúrgica son algunos de los factores de influencia más obvios, hay otros aspectos importantes que dictan el resultado de un procedimiento de implante de carga inmediata exitoso mientras se minimiza el riesgo. Estos incluyen:

  • Calidad / cantidad de hueso 
  • Estabilidad inicial del implante
  • Características del implante
  • Hábitos del paciente

Si quieres saber más puede interesarte otras publicaciones sobre la odontología estética.

¿Qué es la agenesia dental? Problemas en la caida de dientes

¿Qué es la agenesia dental? Problemas en la caida de dientes

¿Qué es la agenesia dental? Y sus tipos

La agenesia dental es una condición en la que faltan dientes. La anodoncia es un trastorno genético que se define como la ausencia de todos los dientes. Suele ocurrir como parte de un síndrome que incluye otras anomalías. También son raras, pero más comunes que la anodoncia, la hipodoncia y la oligodoncia. La hipodoncia es de origen genético y suele implicar la ausencia de 1 a 5 dientes. La oligodoncia también es de origen genético y es el término utilizado para describir una condición en la que faltan seis o más dientes.

La hipodoncia/oligodoncia/anodoncia puede considerarse como una entidad clínica única pero con una gravedad creciente.

Estas afecciones pueden afectar a las piezas dentales primarias o permanentes, pero la mayoría de los casos afectan a los dientes permanentes. La agenesia dental se produce siguiendo un patrón específico de dientes perdidos. No solo hay que tener en cuenta el número de dientes que faltan, sino también el tipo de dientes que faltan.

La agenesia dental suele estar asociada a un grupo de enfermedades que afectan al desarrollo o la función de los dientes, el pelo, las uñas y las glándulas sudoríparas, denominadas displasias ectodérmicas.

¿Tienes caída de dientes? Conoce los problemas que generan

Las consecuencias de la pérdida de dientes se describen a menudo como un «efecto dominó». Esto se debe a que la pérdida de un solo diente puede llevar a la pérdida de otros dientes, y puede ocurrir con bastante rapidez. 

¿Cuáles son las causas de la perdida de piezas dentales?

Cuando se pierde un diente, se crea un hueco entre los dientes vecinos, no solo por encima de la encía, sino también en el espacio radicular. Los dientes vecinos pueden «sentir» el espacio vacío a su lado, y en un espacio de tiempo sorprendentemente corto, las raíces de esos dientes empezarán a desplazarse hacia la zona vacía.

 A medida que se desplazan, la estructura de la raíz se debilita y todo el diente puede aflojarse. Esto significa que este diente también es mucho más probable que se caiga, creando huecos adicionales que amenazan a los dientes a ambos lados de esos espacios. 

Esto es lo que se llama el efecto dominó de la cascada de eventos que se produce cuando se pierde un diente. Por supuesto, a medida que cada diente vecino se desplaza, también se amplía el espacio que lo separa de su vecino. El nuevo espacio, aunque sea pequeño, facilita la entrada de placa, sarro y caries, aumentando el riesgo de enfermedad de las encías, la principal causa de pérdida de dientes en adultos.

Y no solo se ven afectados los dientes vecinos. Nuestros dientes están diseñados para trabajar en parejas, con cada diente superior «emparejado» a su correspondiente diente inferior. Cuando existe falta de dientes, la presión sobre el diente emparejado también desaparece, dejando que ese diente se desplace y también se debilitan.

caida de dientes

¿Por qué causa tanto dolor la ausencia de un diente?

Un mayor riesgo de pérdida de otros dientes es sólo una de las consecuencias de no sustituir un diente perdido. Dado que nuestros dientes funcionan por parejas, la pérdida de un diente puede alterar el equilibrio de la mordida. Al cambiar el equilibrio, se ejerce más presión sobre otros dientes y otras zonas de la boca, a menudo sin que nos demos cuenta.

Con el tiempo, las diferencias en la tensión muscular pueden afectar a las articulaciones de la mandíbula, causando un importante dolor facial y de mandíbula y dolores de cabeza crónicos. 

La pérdida de dientes no tratada puede causar un trastorno de la articulación temporomandibular, una enfermedad crónica que puede provocar síntomas dolorosos continuos, además de afectar a la forma de morder, masticar e incluso hablar.

¿Qué pasa con las mandíbulas si hay ausencia de piezas dentales?

Si te has roto el brazo y no has podido utilizarlo durante meses, es probable que el músculo se encoja un poco porque no se ha utilizado. Su mandíbula es similar; si no hay dientes, la mandíbula se encoge. Si solo te faltan uno o dos dientes, es posible que ni siquiera notes el cambio, pero si te faltan todos o la mayoría de los dientes, esto puede hacer que tu mandíbula se debilite.

Una mandíbula débil puede causar muchos problemas, como la fractura de la mandíbula y la pérdida de dientes porque la mandíbula no puede soportar los dientes restantes. Si el hueso de la mandíbula es débil, los implantes y los puentes dentales quedan descartados, por lo que la única opción son las prótesis dentales. 

Sin embargo, dependiendo de su presupuesto, su dentista puede reconstruir su mandíbula con injertos de hueso. Pero es importante que evites a toda costa llegar a este punto, ya que el proceso además de ser bastante costoso, es muy engorroso y doloroso a la vez.

Problemas asociados a falta de dientes:

1.- Un espacio dentario faltante con los dientes vecinos puede provocar el desplazamiento de los dientes en el resto del arco. Esto resultará en un daño potencial a largo plazo a muchos de sus dientes naturales y afectará la apariencia de sus dientes.
2.- Es probable que los dientes opuestos directamente encima o debajo del espacio dentario faltante se desvíen gradualmente. A esto lo llamamos sobre erupción y esto puede resultar en el aflojamiento de su diente opuesto y también afectar la apariencia estética de sus dientes.
3.- Después de la extracción de un diente, algunos pacientes son vulnerables a una pérdida ósea severa (reabsorción) en el área del diente faltante. Esto puede resultar en una recesión de las encías a largo plazo, lo que también puede hacer que sea menos probable que se pueda colocar un implante dental en el futuro en este espacio para reemplazar el diente.
Por esta razón, recomendamos reemplazar los dientes faltantes lo antes posible después de la extracción del diente.

Beneficios directos e indirectos de los implantes dentales:

Cuando consideramos reemplazar los dientes faltantes  debemos considerar cómo el simple hecho de reemplazar algunos dientes puede ayudarlo a retener el resto de sus dientes. Los beneficios de tener un implante dental en situaciones como la siguiente son difíciles de cuantificar. No se trata solo de los beneficios directos de volver a tener un diente, sino también de los beneficios indirectos de prevenir problemas dentales futuros.

La imagen a continuación es un ejemplo perfecto de cómo un diente de reemplazo de implante dental simple y efectivo puede ayudar al resto de sus dientes a mantenerse saludables, así como a mantener su apariencia de sonrisa naturalmente estética.

beneficios implantes

¿Por qué se caen los dientes en los adultos?

Además de los accidentes que hacen que se te caigan los dientes de forma automática, aquí tienes un par de razones por las cuales se te pueden caer los dientes:

Enfermedad periodontal. ¿Qué es? 

La enfermedad periodontal, también conocida como enfermedad de las encías, es la causa del 70% de todas las pérdidas de dientes en adultos y es la principal razón por la que se nos caen los dientes. La enfermedad de las encías es una infección del tejido gingival que puede dañar tanto el tejido gingival como el hueso de la mandíbula que sostiene nuestros dientes en su lugar. 

La periodontitis es frecuente, pero se puede prevenir en gran medida. Suele ser el resultado de una mala higiene bucal. Cepillarse al menos dos veces al día, utilizar el hilo dental a diario y someterse a revisiones dentales periódicas puede mejorar en gran medida las posibilidades de éxito del tratamiento de la periodontitis y también puede reducir la posibilidad de desarrollarla.

Caries. ¿Qué son?

Las caries son algo que afecta a más del 91% de los europeos al menos una vez en su vida, y suelen ser solo un inconveniente menor. Sin embargo, como ocurre con muchas cosas relacionadas con nuestra salud, si una caries no se trata mientras es pequeña puede dar lugar a otros problemas más complejos. 

A medida que la caries se hace más grande y profunda en el diente, empezará a afectar a la pulpa, las raíces y los nervios del diente. Esto puede ser doloroso y puede requerir un tratamiento de conductos o la extracción del diente y, por lo tanto, la pérdida de un diente.

Conclusión: ¿Cómo prevenir la pérdida de dientes?

  • Cepillarse los dientes durante 2 minutos 2 veces al día.
  • Limpiar los dientes una vez al día.
  • Visitar al dentista con regularidad.
  • Usar un protector nocturno mientras duermes (si tienes bruxismo).
  • Usar un protector bucal mientras se practica deporte.